visita no encontrado pero registrado
La salud en el trabajo es responsabilidad del empleado y la empresa.
Identificar los síntomas a tiempo, reportarlos y que la compañía haga el seguimiento respectivo es indispensable.
Un día me empezaron a doler las muñecas, me cansaba, se me empezó a inflamar el dedo pulgar y los codos, fui al ortopedista, que me envió a medicina laboral y ahí me diagnosticaron el túnel del carpo y tendinitis bilateral. Llevaba más de 15 años trabajando en la misma labor”, cuenta Hilda Bejarano, quien, como muchos empleados, no acudió a tiempo a una revisión física y pasó por alto los primeros síntomas.

En su empresa no contaba con asesoría médica, más allá de las pausas activas. El tiempo pasó y cuando descubrieron la enfermedad ya estaba muy avanzada. “Uno a veces no le presta atención a los pequeños dolores, porque cree que son cosas menores y cuando se da cuenta ya no puede hacer nada”, dice.

¿A dónde acudir?

De acuerdo con Juliana Vega, gerente de Recursos Humanos de Hays en Colombia, multinacional dedicada a la selección especializada de talento, el empleado debe recurrir al departamento de salud ocupacional de cada compañía cuando se sienta mal. Este departamento debe hacer un informe, para que posteriormente la empresa lo remita, si es el caso, a la prepagada o directamente con un médico.

Por su parte, Campo Elías Santos, gerente de Seguridad Industrial y Entrenamiento en Goodyear Colombia, asegura que otra manera es recurrir a la EPS, pero no es lo más conveniente, porque se podría perder información importante respecto al seguimiento del empleado y sus funciones.

“Lo más indicado es a través del médico de salud ocupacional que tenga la empresa pero por supuesto la persona puede ir a la EPS y a través de este el médico pude hacer el reporte de una posible enfermedad laboral”, añade el profesional.

Otras alternativas en caso de no ser escuchado

“No conocí alguna área que me escuchara. En ocasiones me quejaba de algunos dolores, iba al médico personal y me incapacitaban. Por mi ausencia continua, decidieron despedirme, pero logré discutir la decisión y me tuvieron que reintegrar y reubicar en otra labor”, cuenta Hilda. Ella ha trabajado toda su vida en servicios varios y actualmente desempeña la función de supervisión en parqueaderos.

Según el Gerente de Seguridad Industrial de Goodyear el empleado tiene unas instancias a donde puede remitirse en caso de no ser atendido por su empresa. “Como primero está la ARL y si allí no lo escuchan entonces puede dirigirse al Ministerio de Trabajo”.

Lo que dice la Ley de las empresas

El empleador está obligado a proteger la seguridad y la salud de los trabajadores, según el Decreto 1443 de 2014. Además, “debe desarrollar acciones de vigilancia mediante las evaluaciones médicas de ingreso, periódicas, retiro y los programas de vigilancia epidemiológica, con el propósito de identificar precozmente efectos hacia la salud derivados de los ambientes de trabajo y evaluar la eficacia de las medidas de prevención y control”.

Por su parte, las Administradoras de Riesgos Laborales realizarán asesoría y asistencia técnica para que los empleadores cumplan con lo definido en el nuevo sistema y vigilarán su cumplimiento en sus empresas afiliadas e informarán su incumplimiento a las Direcciones Territoriales del Ministerio del Trabajo para la apertura de las acciones administrativas a que haya lugar.

Así que si usted, como empleado, ha sufrido alguna molestia debido a la labor que desarrolla en su lugar de trabajo tiene la posibilidad de reportarlo en su compañía, con el conocimiento de que es deber del empleador proteger a sus colaboradores en todos los aspectos.

Igualmente, como trabajador tiene varias responsabilidades:

- Procurar el cuidado integral de su salud, suministrar información clara, veraz y completa sobre su estado.
- Cumplir las normas, reglamentos e instrucciones del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo de la empresa.
- Informar oportunamente al empleador o contratante acerca de los peligros y riesgos latentes en su sitio de trabajo.
- Participar en las actividades de capacitación en seguridad y salud en el trabajo.

Algunas recomendaciones

“Pienso que es necesario un experto en salud ocupacional en cada compañía y debe estar muy bien informado (…) Según mi experiencia, creo que una vez al año como mínimo es lo recomendable para hacerse una revisión médica que tenga que ver con el trabajo. Esto varía según el área en el que se desempeñe”, afirma Juliana Vega.

Por su parte, Hilda Bejarano recomienda a las empresas prestar más atención a las alertas de sus empleados en cuanto a dolencias o síntomas de enfermedades. “Es importante que haya un

Siguenos en las redes sociales

Compartir