visita no encontrado pero registrado
Los colores y los espacios pueden afectar su productividad
Tener ventanas, iluminación y plantas en el lugar de trabajo puede mejorar el desempeño laboral.
Existen muchas razones por las que los colaboradores se sienten más cansados de lo normal y por las que el nivel de estrés se incrementa. Algunos afirman que esto se debe a la carga laboral que manejan o a las preocupaciones entre temas personales y laborales.

Elempleo.com habló con Diego Carbonell, director de Diseño y Desarrollo de Carvajal Espacios, quien destacó la repercusión que tienen los colores y la distribución del espacio en el desempeño laboral.

“Estudios afirman que un buen puesto de trabajo, alto nivel de ergonomía y la satisfacción de la persona con estos mejoran en un 30 % la productividad”, dice Carbonell.

El entrevistado asegura que los colores rojos y amarillos, aunque de alguna forma sean entusiastas, en tiempos muy largos, generan estrés. En cambio, el azul claro, verde tipo manzana y blanco son colores que evocan la naturaleza y generan cierta tranquilidad.

(Lea también: Felicidad laboral, ¿utopía o meta de la vida?)

“Los colores azul y verde ayudan a que las personas no estén muy estresadas, mantengan la concentración y estén tranquilas. Lo ideal para evitar el estrés es tener mucho contacto con la naturaleza”, dice.

En este orden, Carbonell también recomienda estar cerca de una ventana, la ventilación, iluminación y tener plantas ayuda a evitar el estrés. “Es importante contar con vista hacia el exterior y tener una relación de tiempo, porque uno de los espacios que más causa estrés en las personas es cuando trabaja en una oficina donde no se sabe a qué horas entró y a qué hora salió”, añade.

Además, la carga visual juega un papel importante. Según el experto, es ideal tener escenarios que sean ‘pasivos’, con colores como los mencionados anteriormente y que de alguna forma sean espacios amplios. “Porque cuando uno está estresado y siente que el compañero está muy cerca eso empeora la situación”, afirma.

(Lea: Claves para superar las dificultades en el trabajo diario)

Por último, Carbonell indica que facilitar el espacio, el color y la ergonomía casi siempre depende de la cultura de cada compañía. Sin embargo, resalta que las empresas no deben ver un mobiliario como un puesto de trabajo simple para que la gente se siente y desarrolle una labor, sino como un espacio de productividad donde las personas pueden llevar sus sentidos de aceptación del trabajo, control del estrés, ergonomía y facilidad de comunicación.

Yuli Rodríguez
Redacción elempleo.com
contenido@elempleo.com

Siguenos en las redes sociales

Compartir