visita no encontrado pero registrado
implicaciones de las patologías cardiovasculares en la evaluación médica del trabajador de alturas
Arritmias
La presencia de alteraciones del ritmo cardíaco en un aspirante a realizar trabajo de alturas será motivo de no aptitud a menos que el médico especialista tratante certifique que dicha patología ha sido adecuadamente estudiada, con un diagnostico definitivo y que con el tratamiento actual se halla en condiciones estables y sin exacerbaciones que requieran consulta urgente durante los
últimos seis meses.

El antecedente de arritmia con evidencia patología cardíaca estructural o coronaria, generaría un acervo de alteraciones sobre ese tejido cardíaco que lleve a la recomendación de no realizar ninguna actividad de alto riesgo.
Igual ocurre con los bloqueos AV de segundo grado Mobitz II y el bloqueo AV de tercer grado.
Si durante el examen físico encontramos a un trabajador con alguna alteración significativa del ritmo o con una frecuencia cardíaca inexplicablemente alta (mayor a 110 latidos/ minuto) o baja (menor de 50 latidos/ minuto) este se debe aplazar hasta que dicho hallazgo sea adecuadamente estudiado.
Candidatos a trabajar en alturas que posean marcapasos implantado se debe esperar un período de recuperación y estabilización de cuatro meses después de la implantación del marcapasos para permitir la realización de trabajos en altura, previa certificación por parte del médico especialista tratante de que su patología se halla en condiciones estables. Debemos recordar que en los pacientes portadores de dispositivos médicos electrónicos implantados se les debe dar la recomendación de no exponerse a campos electromagnéticos intensos hasta cuando el electro fisiólogo que ha implantado el dispositivo o el fabricante le asesore sobre el tipo de exposiciones que deben evitar, según las
directrices emitidas por la OMS.

Hipertensión arterial
El trabajador hipertenso evaluado para la certificación de su aptitud médica para trabajar en alturas no tendrá ningún impedimento si ha sido adecuadamente estudiado, tratado y controlado, de lo contrario este se debe aplazar.
Al trabajador hipertenso que ha presentado una exacerbación o descompensación de su HTA que le obligue a ingresar por urgencias se considerara estable y compensado luego de dos semanas post – evento y con un informe del médico tratante para descartar que haya tenido daño en órgano blanco.
Si durante el examen físico encontramos a un trabajador con alguna alteración significativa de la presión arterial hallándola inexplicablemente alta (mayor a 160 mm/Hg la sistólica y 100 mm/Hg la diastólica) se debe aplazar hasta que dicho hallazgo sea adecuadamente estudiado o estabilizado.

Enfermedad coronaria
La presencia de enfermedad coronaria e Intervenciones: Bypass de derivación coronaria, Angioplastia e inserción de un stent en un paciente candidato a trabajo en alturas solo se permitirá en los casos en que este haya superado el períodos de recuperación mínimo de 6 meses, presente certificación por parte
del médico especialista tratante de que su patología se halla en condiciones estables, adherido al tratamiento y realizando los cambios requeridos en su estilo de vida y que además no presente criterios predictores para eventos coronarios recurrentes.
- Trabajo de alto gasto energético.
- Trabajo con alta demanda psicosocial.
- Baja capacidad residual cardíaca.
- Edad avanzada (mayor de 46 años).
- Trabajo con exposición al frió intenso.
- Trabajo en solitario o zonas silvestres.

El impacto de un evento coronario agudo en la vida laboral de los pacientes ha sido ampliamente estudiado y las tasas de reincorporación al puesto de trabajo habitual oscilan entre el 80% y el 40% según la serie y el país, pero debemos tener en cuenta que muchos de estos pacientes nuca podrán volver a realizar trabajo de alturas requiriendo luego de su rehabilitación la reubicación laboral,
algunos indicadores de mal pronóstico para el reintegro de un trabajador a labores de alto riesgo post evento coronario son:
- Trabajo de alto gasto energético.
- Trabajo con alta demanda psicosocial.
- Baja capacidad residual cardíaca.
- Edad avanzada (mayor de 46 años).
- Presencia de comorbilidades.
- Incapacidad muy prolongada.
- Bajo nivel de calificación profesional.
Cuando un trabajador sea candidato a la reincorporación a su trabajo habitual en alturas deben presentar certificación por parte del médico

Siguenos en las redes sociales

Compartir